CHORIZO A LA SIDRA

Puede parecer una tontería, pero hacer unos chorizos a la sidra y que el resultado sea satisfactorio, va a estar determinado por una serie de factores que pueden hacer que este plato sea una delicia o se convierta en  un desastre.

Evidentemente lo más importante es el produto que vayamos a usar.
Chorizos: es muy importante la calidad y el tiempo de curación de los chorizos.
Hemos de utilizar chorizos con poco tiempo de curación, cuanto más frescos y menos secos mejor, lo ideal es usar este producto unos dos o tres días después de ser elaborados ya que con un chorizo más curado y seco no conseguiremos mas que un montón de carne seca e insípida después de haberlos cocido.
Sidra natural de manzana: debe de quedar claro que no hay que utilizar la sidra dulce achampañada que todos podemos encontrar en los supermercados.
Para hacer chorizos a la sidra debemos de utilizar solo y esclusivamente sidra natural de manzana, sin ningún tipo de gaseado ni dulcificado adicional.

Así que , con buena sidra, y chorizos tiernos, no demasiado grasos, y elaborados con productos de primera calidad, tendremos el plato asegurado.

Elaboración:

Puede parecer sencilla pero como todo tiene sus truquillos.

Para 6/8 chorizos, necesitamos un litro de sidra natural que pondremos en una olla, si esta es alta mejor, pinchamos cada uno de los chorizos con la punta de un cuchillo sin hacer un corte profundo, solo picando la piel, para ayudar a que la grasa se salga al exterior durante el tiempo de cocción.
En frío ponemos los chorizos dentro de la olla con la sidra y comenzamos al cocción.
Desde que comiencen a hervir contamos como mínimo quince minutos de cocción, dependiendo del grosor y el tamaño del chorizo, deberemos de tenerlos cociendo durante más minutos, para saber si están listos solo tenemos que pincharlos con un tenedor y si este entra y sale con facilidad esta será la señal de que el plato está listo.

Apagamos el fuego, y en la misma olla dejamos templar

About Actitud de Comunicación