El chorizo ibérico se produce con materias primas cárnicas procedentes del cerdo ibérico siguiendo los mismos métodos de producción que con el chorizo de cerdo de capa blanca o duroc. Para que puedan ser marcados con el sello del Consorcio del Chorizo Español la materia prima cárnica ha de ser 100% proveniente de cerdos ibéricos. Es un chorizo que se comercializada curado y se presenta bien en loncheado, vela o herradura.